Primeras manchas y… ¿pinturas acabadas?

Vuelvo, esta vez con pinturas. Que ya era hora de que cambiase un poco la técnica. Y ni más ni menos que con cuatro cuadros. Bueno, tres y medio en realidad. Porque uno de ellos está sin acabar. De hecho, está en las primeras manchas.

El de las copas de vino, ya lo mostré hace tiempo en Instagram, pero le he hecho varias modificaciones (sobretodo en la copa de la izquierda). A día de hoy, no sé si seguir trabajando un poco los brillos de esa copa, porque no me terminan de convencer.

El caminito de piedras también lo enseñé en Instagram, pero con truco. En aquella ocasión modifiqué un poco los colores y brillos. Esta vez he hecho una foto con la poca luz que tengo en mi cuarto y la he subido tal cual.

Y el camaleón… no sé si darlo por terminado o seguir metiéndole detalles. Quizá trabaje un poco más la cabeza del camaleón y las hojas. Esa morada del fondo no me convence en absoluto. Aunque en la foto que uso de referencia está sumamente iluminada, en mi pintura me parece un pegote claro que destaca demasiado. El que debe destacar es el camaleón, que para eso es el protagonista del cuadro.

Y la mancha de la que hablo al principio es esta:

Sin título. (Acrílico sobre papel, 14x22cm)

Como siempre, las primeras manchas son las más feas de todas. Además, con unos colores un tanto sinsentido. Ya que se supone que va a ser un cerdo asomándose por la puerta de su pocilga. La lógica de algunos dirá que un cerdo morado en la vida. Pero mi lógica de colores (totalmente absurda y casi nada entrenada en la teoría del color), me dice que las sombras del cerdo se ven moradas y las luces grises. Así que empiezo con morados y luego ya veré cómo convierto ese alienígena lila en un cerdo normal y corriente. Y como podéis observar, tanto el suelo, como el dintel y marco de la puerta de la pocilga están sin pintar. Es una madera que se ve casi negra y todavía no he decidido muy bien cómo afrontar la madera “negra”. Tengo que reconocer que los tonos pardos muy oscuros se me dan fatal porque casi nunca consigo el color que quiero a la hora de mezclarlos.

En un lienzo sin bastidor tengo el boceto del que será mi próxima muerte y destrucción pintura. Pero supongo que ese lo enseñaré cuando tenga algo de color. Y cuando lo enseñe comprobaréis por qué me he vuelto loca y me voy a morir haciéndolo. Hasta entonces, os voy a dejar con la intriga.

¿El nacimiento de un nuevo proyecto?

Podría escribiros un par de cosas sobre cómo llevo el reto #DreamAbout y otras tantas cosas de cuánta tirria le estoy cogiendo a Instagram. Pero no os voy a torturar con ello. Quizá os comente en otra entrada las breves historias que se me han ocurrido para algunos días del reto, o haga un recopilatorio aquí de las imágenes y ya.

La entrada de hoy va sobre el tema de hoy de lo que se me ha ocurrido porque sí. El tema en cuestión era “bone” y “ice cream” (hueso y helado). Y en vez de una ilustración se me ha ocurrido una tira cómica. No preguntéis ni cómo ni por qué, pero así ha sido.

[Recordad que podéis ver la imagen más grande si hacéis click en ella.]

A Instagram sólo he subido el esqueleto con el helado de la primera viñeta porque estoy medio cabreada con Instagram. Además, la plataforma no aceptaría en la vida una imagen tan larga. Por esto y por más cosas, pero básicamente es eso.

Y ahora tengo dudas, y ya que me he creado unos personajillos tan apañados, no sé si darle (o darme) la oportunidad de intentar hacer un webcómic. También he decir que tengo otro ¿fanart cómic? en proceso sobre el videojuego Mass Effect. Pero esto no sé si alguna vez verá la luz del día o se quedará en la sombra de afines (o en la sombra directamente).

La cosa es que siempre he querido hacer un cómic y creo que una tira cómica sencilla podría ser un bueno comienzo antes de meterme en cómic de mayor envergadura.

Si os gusta la idea, me lo pensaré muy seriamente. Y entre otras cosas, pensaré en un nombre.

Para terminar, comentar que el otro día volví a las masillas y a modelar figuras. Así que espero pronto poder enseñaros algo. Que el título del blog pone pinturas, dibujos y figuras y sólo os enseño dibujos. Y eso no es del todo… justo.

La malvada manzana mecánica.

¿Os creíais que iba a ser una queja sobre los iphone? Pues no. El título va por el reto del tercer día del Dream About… Hoy las palabras clave eran manzana y máquina. Para otros no sé, pero yo tenía muy claro qué dibujar hoy con esos temas.

evil machine apple

La malvada manzana mecánica. (Digital)

Hace unos meses dibujé a la patata malvada (y gruñona), como consecuencia de una adoración extraña a la Glados patata del videojuego Portal 2. Así que habiendo creado una patata mitad tubérculo, mitad máquina; lo de hacer una manzana relacionada con las máquinas era obvio. ¡Una manzana mecánica! Lo de malvada va porque ya que la hacía mitad máquina, he pensado que no estaría mal hacerla malvada y gigante. Porque una manzana tamaño estándar, por muy mala que sea no parecerá nunca mala hasta la médula el corazón. Por lo que he creado un híbrido entre una manzana y Godzilla con partes mecánicas.

Ains… seamos sinceros. La verdad es que es malvada y gigante porque cuando le hecho los ojos he pensado que unos láseres saliendo por los ojos estarían genial. Y ya que lanza lásers por los ojos, la he puesto destruyendo una ciudad. Y hablando de lásers, creo que me han quedado mejor de lo que me esperaba.

En fin… por este camino al final acabaré haciendo una colección de frutas y verduras mecanizadas.

Y aunque ayer no actualicé el blog, sí que actualicé Instagram con el dibujo de ayer. Pero no he visto adecuado subir un dibujo de nubes junto a la manzana. La malvada manzanita se merece una entrada para ella sola.

Otro reto más.

Vuelvo para comentaros que me he apuntado a un reto más, otro art challenge. A pesar de que no estoy al día en el Reto 52. Pero me ha apetecido.

Quizá llevar dos retos a la vez es una locura, pero este me parece más llevadero. Mientras que el Reto 52 son más estudios (cosa que siempre viene muy bien), el que he descubierto hoy me parece más… atractivo y retador. Ambos son retos, sí. Pero el que he descubierto hoy casi por casualidad es más parecido al famoso inktober. Hay una lista de temas diarios y hay que hacer un dibujo diario. Aparte de variado, me parece desafiante porque “obliga” en cierta manera a dibujar algo con los temas propuestos. Y como este va de cosas de ensueño (o de sueños), tengo curiosidad por qué cosas disparatadas y surrealistas me pueden salir en cada dibujo. No sé, me parece un desafío a la imaginación.

Un desafío a la imaginación que necesito. Porque he estado unos días bastante bloqueada artísticamente hablando. Y me cabrea y deprime a partes iguales querer dibujar y pintar y no saber qué. Porque el consejo de Picasso, que la inspiración te pille dibujando, es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Sobre todo cuando la falta de autoestima te acompaña en el bloqueo. El combo bloqueo más falta de autoestima, junto con la sensación de que todo lo que haces es una birria y hay muchísima gente mejor que tú / no vas a ser bueno nunca, es una combinación fatal.

Pero a lo que iba, el reto Dream about… propuesto por el artista Daniel Spacek. A continuación os dejo la lista de tema, por si alguno que se pase por aquí se anima a hacerlo.

screenshot_20170301235046

Y con las palabras clave de “paraguas” y “máquina de coser”, se me ha ocurrido un pobre paraguas del revés en esos días de viento. Como te descuides, acaban los pobres hechos trizas, casi siempre inservibles. Pero el reto es de sueños, de cosas imposibles… así que me he imaginado un mundo donde los paraguas tienen vida propia (una especie de karakasakozou), que tras un paseo en un día de mucho viento, llega a casa casi destrozado. Pero los jirones que se le han hecho tienen arreglo, así que coge su máquina de coser y se pone a la tarea de hacerse un remiendo.

cimg6863

El señor Waterstop haciéndose un remiendo tras un día ventoso. (Acuarela y rotulador)

 

 Y eso es todo por ahora. Ya mostraré el resto de mis retos, tanto este como el 53 y alguna cosilla más, que ya va tocando. Pero por si acaso no actualizara el blog, os recuerdo que podéis seguir cómo llevo el reto en mi cuenta de instagram.

Un cordial saludo.